Welcome to Beta-Zero

Regístrate ahora para obtener acceso a todas nuestras características. Una vez registrado y conectado, podrás contribuir a nuestra web mediante la presentación de tu propio contenido o responder a contenido existente. Podrás personalizar tu perfil, recibir puntos de reputación como una recompensa para la presentación de los contenidos, a la vez que la comunicación con otros miembros de forma personalizada. Este mensaje se eliminará una vez que hayas iniciado sesión.

Buscar en La Comunidad: Showing results for tags 'yumekobo'.

  • Search By Tags

    Añade tags separandolos por comas.
  • Search By Author

Grupo


Facebook


Twitter


Instagram


YouTube


eBay


Website URL


Otros


Yahoo


Jabber


Skype


Lugar:


Interests

Encontramos 1 resultado

  1.   El coleccionista es un eterno buscador de tesoros. Durante los últimos 28 años he sido un aficionado a los videojuegos y estos han sido algo que forma parte de mi tiempo libre y mi vida cotidiana desde niño, adolescente y hombre adulto. Recuerdo el año 1992 como el año en que eclosioné como un primitivo coleccionista de videojuegos. Venía de jugar con MicroMachines, Gi-Joes, Caballeros del Zodiaco, Tortugas Ninja y coches de Majorette. Aún hoy día conservo aquel primer videojuego guardado desde niño como oro en paño. Un primer item guardado desde OCTUBRE DE 1992: SONIC THE HEDGEHOG para SEGA MEGA DRIVE Mi primer videojuego en propiedad, primer contacto con la belleza de un manual de instrucciones. Comenzó a vislumbrar ya en 1992 algo de esa extraña genética coleccionista que vive paralela a muchos jugadores de videojuegos. Por muy primitiva que fuese, al conservarlo y admirarlo, leer su manual de instrucciones (pieza clave en aquella industria del videojuego), además de jugarlo, estaba creciendo el coleccionista que hoy día soy. El día que probé por primera vez este juego supe que tenía un ítem especial digno de ser cuidado y conservado... en sintonía con ese amor por los videojuegos que poco a poco iba creciendo. ¡Buenos recuerdos! Una de las claves para entender mi perfil como coleccionista nace aquí, dada su importancia: La tarea de conservación. Se puede decir que hasta hoy, es una de los más importantes matices que definen mi coleccionismo. Con el número 7 de la revista SUPER JUEGOS comprendí que todo esto iba de mucho más que pasar el rato con las máquinas arcade que solía jugar en los bares. Las consolas de 16BIT se encontraban en plena ebullición y expansión en España. Aquella mañana nos íbamos de la ciudad hacia el chalet y en el camino, hicimos una breve parada en Hipercor de Sevilla Este, para comprar unas revistas para el fin de semana. Allí estaba la número siete de SUPER JUEGOS, mi primera revista comprada dedicada exclusivamente a videojuegos. La vi allí entre otras y pedí a mi madre que la comprase. Era la primera vez que le pedía a mi madre comprar una sola revista. Una revista específica para los gustos de aquel niño de 11 años. Comenzaba la CONSOLE WARS, aunque entonces no supiéramos lo que se nos venía encima con ella, y lo que era un gran regalo de cumpleaños con la flamante MEGA DRIVE, y con aquel SONIC, se convertiría más adelante en la base de mi actual colección de videojuegos. Hoy día siguen formando parte de mi colección todos aquellos juegos adquiridos desde aquel '92. A partir de esa consola, de ese juego, y de esa revista, todo nacería hasta lo que guardo como colección en la actualidad. Comprar consolas, comprar juegos y comprar revistas, una actividad que mantiene la llama viva hoy todavía, desde aquel entonces: SUPER JUEGOS N°7 Mi primera revista. Año 1992. Recuerdo estar degustando aquella publicación y empapándome del encanto de todas aquellas consolas, fotos, gráficos, análisis, trucos leyendo sus páginas, mientras íbamos de camino a nuestro chalet en un Rover Montego color granate de mi padre. ¡Grandes y felices recuerdos! La afición por las consolas de 16BIT comenzó,  y quedó establecida para siempre, y mis primeros juegos conservados con mucho cuidado comenzaron a lucir e ir incrementándose en esas estanterías a partir de aquellas fechas, año tras año. Luego vendría otro gran hito: El glorioso STREETS OF RAGE con su endiabladamente intensa jugabilidad, el cual conservo desde aquellos días hasta hoy, seguido de todos los que iban cayendo año a año. ¿Qué vas a encontrar al acceder al contenido de esta colección de videojuegos? En primer lugar, me gustaría definir mi estilo de coleccionismo como detallista y conservacionista. Valoro mucho cada matiz o cada detalle de lo que colecciono (y por tanto, valoro cómo queda expuesto aquí) me esmero concienzudamente en conservarlo. Esto es un valor entre los coleccionistas que sigo y admiro, que son muchos. Mi colección de videojuegos actual es el resultado de 28 años de afición por los videojuegos: Tardes y noches de juego infinitas, veranos enteros enganchado a consolas de amigos y familiares, compras de niño, de adolescente, de adulto, ventas, reorganización de objetivos, etapas sin comprar nada, etapas vendiendo casi todo, peticiones a los Reyes Magos, regalos de cumpleaños, primeros juegos comprados con el sueldo...vínculos inolvidables con juegos a través de partidas en los arcades de bares y salones recreativos, visitas a las primeras tiendas especializadas del sector en los 90, mercadillos, viajes en busca de algún grial y más de un cuarto de siglo haciendo de los videojuegos una parte especial de mi vida y mi rutina casi diaria... Sería difícil imaginar mi vida sin los videojuegos. Es una particular forma de entretenimiento que me apasiona desde que era niño, y esa pasión se ha extendido a todo lo que rodea al mundillo. Ese es el reflejo de esta colección. Pero más especialmente cruda sería mi existencia sin la llegada de algo que me marcó para siempre: La Generación de los 16BIT, la conocida e inolvidable Cuarta Generación de Videoconsolas ,en la cual se basa principalmente el contenido de dicha colección. Con el paso del tiempo me fui desprendiendo de consolas de otras generaciones, que me dieron diversión y entretenimiento por un tiempo, pero que no marcaron mi vida como jugador. Recopilo aquí todos esos tesoros rescatados de tiempos pasados, tanto los muy antiguos, como los de más reciente adquisición, que con tanta pasión, tesón y esfuerzo he ido encontrando en todos estos años. La muestra queda dividida en cinco partes principales, correspondientes a las cuatro consolas más especiales de la Generación y una quinta que posee los mejores juegos de la era 16BIT de Capcom: NEO-GEO AES, PC-ENGINE, CPS-CHANGER, SUPER NINTENDO y MEGA-DRIVE. Así quiero reflejar mi pasión coleccionista por los 16BIT. Todo el contenido mostrado en la colección es 100% Original y 100% Oficial de su respectiva plataforma, desde la primera hasta la última pieza.  Al final de estos cinco bloques principales, añadiré dos secciones extra. Primero, un APÉNDICE RETRO de juegos que directa o indirectamente tuvieron una determinada significación para mí y que guardan una relación de estilo y coincidencia temporal comercial con la Cuarta GENERACIÓN/ERA 16- BIT. Los artículos mostrados se ocultarán bajo spoiler desplegable. Tras ese apartado, una pequeña y última sección dedicada a BIBLIOTECA RETRO, donde reuniré una selección de grandes publicaciones sobre videojuegos retro en general y 16BIT en particular. Mi perfil como coleccionista y como aficionado a los videojuegos impregna cada elemento de esta Colección. Aquí sólo se representan mis juegos favoritos, mis gustos personales y sólo los géneros que me gustan. Si has entrado y leído hasta aquí, espero que te guste el viaje!   "Te quedas embelesado con tanta maravilla y con tanta rareza" Chris Hadfield (astronauta) describiendo la Tierra mientras orbitaba desde la Estación Espacial Internacional.   REDACCIÓN EN BETA-ZERO.COM Spoiler SEPTIEMBRE DE 1992: UN BESO Y ADIÓS, AXELAY EL PRIMER STREETS OF RAGE: CUATRO MEGAS DE LEYENDA [1988-1990] ESTUDIO Y ANÁLISIS DEL PACK FIRST RUN DE MEGA DRIVE EN JAPÓN [DOSSIER COMERCIAL] NEO-GEO AES CLIENTES USA 1995 SEGA MEGA DRIVE: LA PRINCESA DEL CARTUCHO   Todos los artículos y material mostrado en las fotos es 100% Oficial y Original. Contienen todas sus partes y elementos legítimos y bajo derechos legales de su fabricante y distribuidor original. Ninguno de sus elementos ha sido sustituido por imitaciones, reproducciones o falsificaciones. Ninguna de sus partes es de creación nueva y ajena a sus derechos de Copyright original. Estos artículos son los mismos que legalmente fueron distribuidos en su etapa comercial original.