Welcome to Beta-Zero

Regístrate ahora para obtener acceso a todas nuestras características. Una vez registrado y conectado, podrás contribuir a nuestra web mediante la presentación de tu propio contenido o responder a contenido existente. Podrás personalizar tu perfil, recibir puntos de reputación como una recompensa para la presentación de los contenidos, a la vez que la comunicación con otros miembros de forma personalizada. Este mensaje se eliminará una vez que hayas iniciado sesión.

Conéctate para seguir esto  
Seguidores 0
Blai

[ANÁLISIS] Gigantic Army (Switch)

6 mensajes en este tema

Publicado (editado)

Introducción

Gigantic Army es un juego en 2D del género run&gun desarrollado por la compañía japonesa Astro Port. Fue lanzado en PC en 2011 y, tras un pequeño lavado de cara, apareció en Nintendo Switch en 2019. Unos meses después, ya en 2020, PixelHeart decidió lanzarlo en formato físico para la híbrida de Nintendo.

Se fabricaron 3 ediciones de Gigantic Army, cada una con una portada distinta según su región:

 

BmC7aji.png

 

América - izquierda - 1.500 unidades distribuidas por VGNYSoft (USA) y VGP (Canada).
Europa - centro - 3.000 unidades distribuidas por Just For Games (Francia) y Amazon.
Asia - derecha - 1.500 unidades distribuidas por Play-Asia (Hong Kong).

Cada una de estas unidades está numerada individualmente en la contraportada y trae un certificado de autenticidad en el interior de la caja, indicando que se trata de una edición limitada de X ejemplares en esa región. Este certificado está situado en el espacio de la caja reservado para el manual  y, por desgracia, no lo acompaña ningún librillo debajo. Personalmente, hubiese preferido que el juego trajera un manual a un certificado de "producto limitado".


Jugabilidad

En el siglo XXI, tras la invención del motor WARP, la humanidad ha empezado a explorar el espacio y ha topado con una raza extraterrestre conocida como Ramulons - un claro guiño a los Romulanos, una de las razas de Star Trek. Los Ramulons no quieren que sigamos explorando el espacio y nos declaran la guerra.

Tras varias batallas, el conflicto llega al mismísimo planeta Ramulon, donde se nos ha enviado para acabar con ellos de forma definitiva. Para ello, disponemos de un robot de combate tripulado llamado GMR-34-SALADIN, lleno de armas explosivas, proyectiles y cañones de plasma.

A los mandos de este robot deberemos recorrer 6 escenarios en los que tendremos que combatir contra un total de 12 jefes - un jefe intermedio y un jefe final por cada nivel. Al principio de cada fase, un diario de abordo nos pondrá en situación sobre el progreso de la misión.

dc1B5kj.png

Después de leer la entrada correspondiente, deberemos despejar el escenario de enemigos, tratando de no morir en el intento. Para ayudarnos, los escenarios están llenos de cajas que, al romperlas, nos ofrecen recompensas varias como recuperar vida, potenciar nuestro ataque o ganar tiempo.

El tiempo es un elemento muy importante en Gigantic Army, pues el juego funciona a contrarreloj; tenemos un tiempo determinado para superar cada nivel y, si se nos agota el tiempo, morimos. Si morimos, empezaremos la partida desde el comenzamiento de ese nivel y, si perdemos todas nuestras vidas, volvemos a empezar desde el principio. Es importante, pues, no detenerse a disparar a todo lo que haya en pantalla si no queremos quedarnos sin tiempo.

La puesta en escena del juego está claramente inspirada en títulos de la época de los 16 bits como Assault Suits Valken o Metal Warriors de Super Nintendo, de los cuales toma prestados multitud de elementos como son los power up, el diseño de escenarios o los movimientos del personaje protagonista.

CQ210NW.png

Arriba - Gigantic Army (2019) - Nintendo Switch. Abajo - Assault Suits Valken (1992) - Super Nintendo.

SpDxPJC.png

El juego pretende homenajear el estilo 16 bits, pero sus gráficos no son pixel art; para mi gusto, se queda a medias a la hora de recrear la atmósfera de antaño. Esto no significa que no sea visualmente atractivo, pero se queda en un quiero y no puedo tratando de rememorar esa época.

En cuanto al movimiento, el robot anda lentamente por la pantalla, cosa que a veces puede llegar a desesperar. Por suerte, podemos usar un turbo para avanzar más rápido, con el descanso correspondiente entre sprints. Por otro lado, el control es twin stick, es decir, con el joystick izquierdo nos movemos y con el derecho apuntamos nuestra arma.

YIeAu39.png

En cuanto a armas, debemos elegir una al iniciar la partida y ya no la podremos cambiar una vez empecemos a jugar.

Tenemos 3 opciones entre las que elegir:

- Rifle: produce un daño y rango promedio.
- Ametralladora: causa poco daño pero tiene el rango mayor.
- Lanzamisiles: provoca el mayor daño, pero su rango es el menor.

Además, disponemos de un ataque especial adicional que será crucial para acabar con los jefes de cada nivel: granadas, misiles y láser.

Aparte de armas, podemos luchar cuerpo a cuerpo con los enemigos usando un cuchillo o protegernos de sus ataques con un escudo. Del mismo modo, disponemos de un propulsor que nos permite volar unos pocos metros - o píxeles - para superar los obstáculos que encontremos en nuestro camino.

GTyCmci.png

Una partida entera se puede completar en unos 30 minutos, por lo que es un juego bastante corto incluso para los run&gun, pero no por ello es fácil de superar. Si nos pasamos el juego en normal, se desbloqueará el modo difícil y si nos pasamos el juego en difícil, accederemos a la máxima dificultad, llamada Insane.

Cuando desbloqueemos un nuevo nivel, podremos jugarlo en un modo titulado Practice, lo cual nos puede servir para memorizar los patrones de los enemigos o la posición de los obstáculos con el fin de ayudarnos a superar el nivel en el modo principal.

El apartado sonoro cumple, con efectos distintos para cada tipo de arma, enemigos, paso que demos o turbo. Los temas de fondo, por su parte, son de corte épico y ayudan a ponerse en situación y a crear tensión.


PC  VS  Switch

La versión de Nintendo Switch reza que es una versión actualizada con gráficos remasterizados. Para empezar, el menú principal es distinto.

yarQfwI.png

La pantalla de selección de armamento también fue actualizada.

ljQtVW0.png

Incluso el diario que se muestra en pantalla fue modificado para Switch.

M3fCu2H.png

Por último, el HUD del juego fue aligerado para la consola de Nintendo.

GWvCuIX.png

Lo más remarcable de esta remasterización es que ahora el juego se muestra en 16:9 y que los colores son más vivos en Switch.


Conclusión

Un juego de estas características debe evocar nostalgia por la época de los 16 bits, debe hacer que, tras echar unas partidas, queramos enchufar una SNES (o una SNES Mini, en su defecto) para seguir viciando a juegos parecidos, pero no lo consigue. Quizás sea el estilo gráfico, a medias entre pixel art y renders actuales, o quizás sea la lentitud del robot que controlamos, que no ayudan a ello.

Dejando a parte la morriña, es un juego entretenido, de esos de presionar start y empezar a disfrutar. Por tanto, mantiene el componente arcade intacto, aun con sus fallos. Si a esto le unimos el factor coleccionista, provocado por el número de ejemplares fabricados y la diferencia entre sus portadas, estamos ante un juego a tener en cuenta de cara a nuestra colección de Switch.

Editado por Blai
A Kazuya le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Buena reseña, directa y focalizada en puntos que se han de tener en cuenta. Esta generación ha dejado un sector de títulos que evocando los 16-32bit no dejan de ser interesantes. Los hay con resultado dispar, claro. Este que has presentado no lo conocía. Estoy expectante en como se comportará el mercado venidero con esta clase de producciones y tiradas.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

@Kazuya De momento, parece que la mayoría de tiradas de juegos de este estilo vienen de la mano de compañías enfocadas en traer al mercado pequeñas cantidades de juegos hasta ese momento digitales, véase Limited Run Games, Strictly Limited Games o Super Rare Games. Hasta la fecha, he ido pudiéndome hacer con los juegos que me han ido apeteciendo, pero parece que si no los compras al momento, su precio se multiplica exponencialmente con el tiempo y se vuelven "imposibles", así que el mercado está ahí.

Por mi parte tengo algunos pendientes de jugar - Ultracore, Blasphemous, Blazing Chrome... A ver si saco tiempo y hago algún análisis más.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Le falta chispa, originalidad, magia... en mi opinión @Blai a veces se piensan que simplemente por ser un título de corte retro ya nos van a engatusar y muchas veces lo consiguen, pero yo creo que no destaca. Como siempre para gustos colores.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Publicado (editado)

@uru1001 efectivamente, le falta algo. Pero también he de decir que no solté la consola hasta que me lo pasé, por tanto, no es tan tan malo.

Editado por Blai

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 18 horas, Blai dijo:

@uru1001 efectivamente, le falta algo. Pero también he de decir que no solté la consola hasta que me lo pasé, por tanto, no es tan tan malo.

Aclaro que no he dicho en ningún momento que sea malo, comparto tu opinión y tu review :)

Textualmente mi frase fue "Creo que no destaca", pero ojo, eso no quiere decir que sea malo, no lo es.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  
Seguidores 0